Desde la filosofía a la psicología y más allá.

El objeto de esta página “Teoría de la felicidad, a la búsqueda de sí mismo”, es resolver la duda si el encontrarse, el des-cubrirse a sí mismo nos hará alcanzar tal grado de satisfacción que pueda llamarse la Felicidad, en este mundo, en esta vida.

Así habló Zaratustra, según Richard Strauss.

INTRODUCCIÓN.

La exposición de la Teoría de la felicidad, a la búsqueda de sí mismo, es demasiado extensa para tener una visión completa sin emplear en ello mucho tiempo, máxime con los fragmentos musicales que le he añadido y que recomiendo seguir con la lectura; y no pudiendo suprimir nada de lo expuesto, hago aquí un resumen introductorio.

1ª Página: Análisis del título “Teoría de la Felicidad”

En primer lugar me planteo si lo que entendemos por “La Felicidad”, ¿es alcanzable en esta vida?. Para ello analizo las objeciones que suelen plantearse mayoritariamente. ¿Quién dice que no?,¿Por qué no? Considero particularmente cómo nos dejamos determinar por las circunstancias adversas y favorables.

Una vez analizado y contestada las objeciones, y partiendo de la felicidad como algo posible, entro a delimitar ¿Qué es la felicidad?, el concepto de Felicidad, exponiendo lo que entiendo yo por Felicidad para esta página.

Acto seguido me enfrento a la mayor dificultad que tiene la cuestión, el arraigado pre-juicio de que eso de la felicidad es una fantasía. Reflexionado sobre la distinción entre Realidad o ilusión, y apreciando en los pre-juicios una barrera difícilmente franqueable, echo mano del cineasta surrealista Luis Buñuel para analizar la cuestión, en particular las películas “El ángel exterminador” y “El fantasma de la libertad”. También el Director de orquesta Gustavo Dudamel me ayudará en ello por su peculiar forma de dirigir la joven orquesta de Venezuela.

Finalmente expongo las reflexiones de Platón en su Mito de La Caverna sobre la vida desgraciada de los hombres que viven una vida limitada por estar condicionados por sus sentidos, por su análisis errado de la realidad, por lo que es necesario que el filósofo le muestre la realidad de un mundo a la luz de la razón

¿Te puedes imaginar un mundo distinto? (letra de lancion en catellano)

 

2ª Página: Analizo el subtítulo “A la búsqueda de sí mismo”

Empiezo preguntándome ¿qué es eso de sí mismo?, y recupero la recomendación del filósofo Sócrates del “conócete a ti mismo”. Intentando delimitar el sentido del “yo”, traigo los planteamientos de Freud sobre la personalidad. Concluyo observando nuestra determinación por los acontecimientos externos de la mano del psicoanalista y humanista Eric Fron en su estudio Ser o tener.

La segunda cuestión fundamental que aquí me planteo es: ¿cómo puedo haberme perdido, para tener que buscarme” Y para contestarla me remonto a la primera infancia cuando entramos en conflicto con las exigencias paternas para obtener su cariño, su reconocimiento. La consecuencia de ese conflicto es la persona disociada de sí misma y condenada a “mendigar” el re-conocimiento de los demás, o a luchar por ello.

Aprovecho ese momento de las reflexiones para explicar como he llegado yo a esas ideas. “El origen de estas reflexiones”

La tercera cuestión que me planteo es ¿qué problema puede suponer el buscarse a sí mismo y el “encontrarse”? Lo que contesto, como ya hiciera Platón en su Caverna, observando que llevamos “toda la vida” …. negando nuestra íntima aspiración de ser re-conocidos en nuestro íntimo existir, como seres especiales.

Traigo a colación la aspiración humana a la búsqueda de su identidad, desde oriente a occidente, desde Buda a Socrates. Observo cómo occidente ha realizado su búsqueda en las cosas del exterior, olvidando a Sócrates, y aunque oriente se ha centrado en el interior de la persona, la ausencia de un pensamiento racional ha impedido la difusión de sus enseñanzas, mas allá de unos pocos incondicionales.

Repaso también alguna literatura infantil y juvenil a la búsqueda del anhelado sueño, en particular el cuento-película de Juan Salvador Gaviota.

Finalmente “diagnostico la situación“. Nos hemos pasado toda la vida ignorando nuestro íntimo existir, ese “algo” especial que hay en cada uno de nosotros que nos es esencial, vital (que nos da vida) y buscamos en el exterior una cierta satisfacción, …. Es como si intentáramos llenar un “saco sin fondo”

3ª Pagina “En conclusión”

Propongo cómo salir de esta situación que no es otra que re-conocerse a sí mismo en nuestro íntimo existir, sin estar pendiente de que lo hicieran los demás, aunque ello no está exento de ciertas dificultades. Tras lo cual recuperaremos la íntima satisfacción perdida y todas nuestras capacidades de acción, quedando reconciliados con los demás.

La belleza de esta música,  Fantasía coral de Beethoven, se suma a la de la interprete, Helene Grimaud (bella mujer y bellisima persona) y de las voces, todo bajo una entusiasta dirección.

 

 

Continúa leyendo →

Análisis del título “Teoría de la Felicidad”

El subtítulo “A la búsqueda de sí mismo”

Conclusiones

 

 

Botón contacto

Translate »